sábado, 14 de octubre de 2017

Sextea que algo queda

Las paredes de Devotas impresionan de verdad

La flojera se ha apoderado de mí en los meses de verano, mi excusa más repetida es el calor, así que ni acercarme a nada parecido a un séptimo. ¿Para qué? Toca resignarse y esforzarse por volver a estar en forma y mientras tanto a sufrir y pelear para encadenar sextos. Y nada de hacer 6 o 7 en el día, 4 pegues y fundido. 3 pegues para sacar un 6b, Barman, en Foz, y ale me vengo abajo. 6b a vista en Devotas (¡qué maravilla de muro!, ¡quién estuviera fuerte para escalar allí!), y me digo pues no estoy tan mal. A tope de ánimo de nuevo vamos a Rodellar y 4 pegues para sacar de chiripa un 6b+, snif, vuelta a la realidad. Hoy de nuevo a Foz y otro 6b y nada más. 
Así que, ¡a seguir sexteando!, me dije.

A finales de agosto fui a donar sangre y no pude porque tenía bajos los niveles de hemoglobina. Dieta rica en carne roja, me recomendó la enfermera. Ni el calor, ni la falta de entreno: falta de carne roja. Después de dedicarme unas semanas a seguir estrictamente la prescripción facultativa no sé si mis niveles de hemoglobina han vuelto a la normalidad, pero la fuerza sí. Vuelvo a correr sin jadear y vuelvo a acercarme al esforzado reino de los séptimos. Titán, 7a+, en la Pared de la Cantera de Foz ha sido el primero en caer. Bendita carne roja.

 Sector Jardín flotante en Foz

 Devotaaaas


Semejante visita merecía una cenorra
Los verdaderos titanes que me acompañaron en Foz:
Cristian, David, Jack y Andrés
 Titán en Foz de Zafrané
Probando de segun la vía el primer día

 Cristian en Manolísima
 David en Ponzoñarte

domingo, 24 de septiembre de 2017

Chopperior

Años ha que no pisaba la cima del Pisón

Vía: Chopper (135m) + Chopperior (115m)
Dificultad: 6c
Material: 15 cintas, únicamente para el L7, para el resto con la mitad sobran dados los alejes típicos de Riglos, especialmente en los L3 y L4.
Fecha: sábado 23 de septiembre de 2017
Cordada: Abel y agüelo
Tiempo escalada: 5h30, buena parte de este tiempo me lo pasé colgado de un parabolt en la panza del 6c sin poder pasar ni escalando, a ver cómo me iba a poder quedar de esas regletas, ni acerando con la fifi, ni con estribos, ni con ná.
Descenso: Rápeles por el circo de verano, ojo que me pasé la primera instalación después del collado. En total, 4 rápeles hasta el suelo. 1h.

En el reino de los bolos yo me he encontrado principalmente dos tipos de vías: de panzas y de desplome. La Chopper y su continuación hasta cima, la Chopperior, son del primer tipo: una concatenación ad eternum de una panza tras otra. El asunto es divertido al principio, en los primeros largos, donde la dificultad ronda el V+, pero comienza a apretar cuando el grado sube a 6b y 6c. 
En todos los tramos fui con el culo prieto: los dos primeros por lo lavados que están los bolos, en los dos siguientes por los alejes, luego por el grado y finalmente por la falta de power en los antebrazos.
La vía hasta arriba nos pareció un rutón, con pasos muy obligados (por los alejes, porque casi siempre el parabolt que protege las panzas no se chapa desde la repisa sino que hay que hacer un pasito y porque no encontré manera de quedarme de las regletas de la panza de 6c), y con un largazo de 6a+ y más de 50 metrazos que mis pobres antebrazos no me dejaron disfrutar. Pura conti de roca estupenda.
Afortunadamente la vistas desde la cima lo compensan todo.

 Comienzo del L1
 Llegada a la R2
 Salida del L3
 De nuevo el mismo vecino en una vía paralela
 Llegando a la R4
 Comienzo en trave del L5
 Justo debajo de la panza del 6b,
esta panza, al contrario que la del largo siguiente, tiene un parabolt a metro
para poder salir
 Última panza del L6 desde la reunión intermedia de spits
que monté para recuperarme del estrés de los metros anteriores
 Llegada a la R6
 Vistas del collado desde la R6
 Comienzo pretón del súperlargo L7
 Llegada a la R7

 P que da nombre a la panza del último largo
Cimaaaaa